Alfombras de Lorena Canals, cuando las nubes se hicieron textil – El Pájaro Carpintero