Hay celebraciones que marcan un momento muy importante en la vida de una persona. Una de ellas es la primera comunión, ya que tiene lugar en la edad comprendida entre la niñez y la juventud.

Con motivo de este acontecimiento, los padres de Rocío decidieron de forma más que acertada realizar un cambio en el dormitorio de su hija: su espacio personal y privado, aprovechando para pasar de una habitación infantil a una habitación más juvenil.

El cambio de dormitorio infantil a dormitorio juvenil adaptado a las nuevas necesidades

El crecimiento de nuestros hijos hace  que algunas necesidades cambien y por ello es necesario algunas veces un reacondicionamiento del dormitorio acorde con las necesidades de su edad. Algunos elementos que pertenecen a la infancia, como son la cuna, el juguetero etc, ya no son necesarios. Sin embargo hay algunos muebles que se hacen imprescindibles y se introducen en el dormitorio como por ejemplo el escritorio, ya que las horas de estudio y nivel de exigencia en el colegio, aumentan.

Recordando las características de una habitación juvenil

  • Menor presencia de elementos infantiles, como juguetes y peluches, aunque depende del gusto del niño o niña y sus padres.
  • Necesidad creciente de espacios de almacenamiento, como cajoneras y librerías, que les permitan guardar los libros del colegio, libretas, etc.
  • El escritorio es un elemento vital en los dormitorios juveniles, pues empiezan a requerir más horas de estudio adecuado a su edad escolar.
  • Los armarios responden ante la demanda de almacenamiento de ropa de mayor tamaño. También es posible que tengamos más cantidad de prendas.

Por ello, es importante llegado el momento, poder realizar el cambio de habitación infantil a dormitorio juvenil, ofreciendo a nuestro hijo o hija un espacio de estudio, de descanso y de juego que responda a todas las necesidades corrientes para los niños de su edad.

Este es el caso del trabajo que os exponemos hoy. Otro ejemplo de cambio en el dormitorio de infantil a juvenil lo podéis encontrar en: Dormitorio juvenil en blanco y gris con armario de rincón.

dormitorio-regalo-comunion

 

El estilo del conjunto de muebles es clásico, y la decoración con plafón está presente tanto en el cabecero, como en los cajones de la mesita y el escritorio. El color del conjunto es el blanco, dando claridad y sensación de limpieza a la estancia y consta de los siguientes elementos:

Una cama juvenil de estilo clásico

  • Es una cama de 90 cm, con cabecero de estilo clásico con forma curva que además de la finalidad de evitar posibles golpes, transmite suavidad, juventud y elegancia.
  •  Una mesita de tres cajones con un plafón en cada uno de ellos y tiradores redondos siguiendo la línea estética de formas redondeadas de la cama.
  • Una estantería de rincón, pieza estrella de la habitación, por su gran capacidad y por «lo que la está disfrutando Rocío», palabras de la mamá.

dormitorio-regalo-comunion-4

  • La misma está dividida en tres partes, la esquina y los dos laterales, que en una sola pieza confiere un mueble único e ideal. Sus cinco huecos dan mucho juego para colocar todo tipo de objetos de decoración y libros, así como los juguetes que Rocío sigue coleccionando. En definitiva, un mueble práctico y cómodo que se ha hecho indispensable, además de aprovechar el espacio de forma perfecta.
  • El escritorio tiene una cajonera con 3 amplios cajones donde Rocío realiza sus tareas escolares, el cual está muy bien situado delante de la ventana para aprovechar la luz.

 

dormitorio-regalo-comunion-5

  • Un armario de dos puertas, con tres cajones en la parte inferior, dos más pequeños para la ropa interior y el grande para la ropa de cama. El maletero con dos puertas les permite guardar edredones, mantas o ropa que no se usa habitualmente.

dormitorio-regalo-comunion-3

Sin duda, se trata de un regalo práctico que aporta comodidad y resulta muy práctico en la vida diaria de Rocío tanto por el aprovechamiento del espacio como por la iluminación.