Habitaciones infantiles con camas en L

Existen muchas posibilidades para los dormitorios infantiles donde se quieren ubicar dos camas infantiles. Muchas veces hemos hablado de las literas o las dobles camas para solucionar esta problemática, pero en esta ocasión traemos otro tipo de dormitorio válido y con muchas posibilidades: las habitaciones con camas en L. Si quieres que tus pequeños dispongan de una zona de juego en su propio dormitorio, esta idea te va a encantar.

❓Cómo ahorrar espacio con camas en L

Este tipo de dormitorios, donde prima la estética y el aprovechamiento del espacio, están pensados para ser compartidos por hermanitos. Al igual que decíamos en el caso de las literas la ubicación en forma de L de las camas ayuda a ahorrar espacio, sobre todo en apartamentos o viviendas de pequeñas dimensiones.

A continuación vamos a ver un par de ejemplos de trabajos que hemos realizado, pensados para dos o incluso tres camas.

️❤️ Dormitorio infantil con tres camas en L

Debido al diseño de la habitación, donde ninguna de las paredes tenía ángulos rectos, la fabricación y diseño del mobiliario supuso un gran esfuerzo ya que tuvimos que ser capaces de encajar a la perfección los módulos de esta.

En el siguiente plano se puede ver la complejidad de la que os hablamos.

Plano de las camas en L

Camas «tatami»

La habitación está compuesta por tres camas infantiles, dos tatami, que son las que forman la L y una extraíble en la parte inferior de una de estas dos camas principales. Esta habitación está pensada para 3 hermanitos, 2 de ellos gemelos. Como se puede observar en la siguiente imagen cada una de las camas tiene, en la parte superior, una balda con luz Led perfecta para ubicar los juguetes o libros más utilizados por los niños y que a su vez puede servir de lámpara para los pequeños.

Ambas camas, tienen en su parte inferior amplios cajones. Debajo de la cama extraíble se encuentran ubicados 3 cajones grandes, y en la otra cama 4 cajones ideales para almacenar todos los juguetes de los pequeños, su calzado, elementos del dormitorio etc. ¡Ya sabéis lo que nos gusta innovar para solucionar los problemas de espacio!

tres-camas

Para poder acceder a la parte superior de estas camas se ha diseñado una estrecha escalera de forma que los niños puedan usarla. Esta escalera se ha fabricado en los mismos tonos topo que acompañan también algunos de los módulos que conforman la habitación.

Tres camas en dormitorio en L

En El Pájaro Carpintero, una gran tienda de muebles en Albacete, nos gusta aprovechar al máximo el espacio y por ello en una de las camas, la que cuenta con 4 cajones en la parte izquierda, justo debajo de donde se ubica el colchón hemos diseñado un arcón para almacenaje. Este puede ser utilizado para ropa de cama, pijamas o cualquier otro elemento necesario en un dormitorio infantil.

Arcón debajo del colchón

La estructura se compone, en todo su alrededor, por un friso rayado que sirve para proteger las paredes. En una de las paredes, para disimular el descuadre, se ha diseñado un cabecero con dos huecos abiertos de forma que salvamos ese espacio muerto.

Armario en L

Para terminar con esta habitación hay que destacar el armario en L diseñado a partir de unas medidas especiales teniendo que ajustarnos, de nuevo, al descuadre inicial de las paredes.

Igual que para el resto de módulos que conforman este trabajo los colores utilizados han sido el blanco tiza y el topo, estos colores neutros armonizan con el ambiente infantil de la habitación y además, según los expertos, no pasan de moda. Para dar contraste a los colores base de los muebles la mamá ha querido pintar las paredes en un tono marrón, como marca la tendencia.

Armario en forma de L para habitación infantil

❤️ Dormitorio infantil con dos camas en L

Como ocurría en el trabajo anterior en este segundo dormitorio también se ha intentado aprovechar al máximo el espacio diseñando dos camas tatami en forma de L pegadas a la pared, salvando el espacio central de la habitación.

Camas tatami en forma de L

Este dormitorio está constituido por dos camas tatami de color blanco cuya unión entre ambas es perfecta. Una de las camas tiene su propio cabecero que pega contra la pared y la contigua aprovecha el módulo de entre las camas para formar el cabecero, en la siguiente imagen podéis ver el resultado.

Dormitorio con dos camas en L

En la parte inferior de la estructura de las camas, se han diseñado grandes cajoneras para almacenaje. La cama cuyo cabecero está pegado a la pared cuenta con dos cajones y la otra aprovechando al máximo su espacio incluye hasta 3 grandes cajones, seguro que muchos estáis de acuerdo en lo importante que es contar en casa con zonas de almacenaje cuando hay niños en casa.

Camas en L en dormitorio infantil

Módulo separador con librería

En esta ocasión para separar ambas camas, en lugar de unas escaleras, los dueños han elegido la siguiente opción. Se ha diseñado un módulo separador que incluye dos huecos que dividen la estructura de forma vertical, válida como librería para ubicar los cuentos favoritos de nuestros pequeños. Además de la separación vertical, en la parte superior, se ha diseñado un arcón perfecto para guardar las cabeceras o cojines de noche.

Caja de enchufes para las camas en L

En esta estructura se ha incluido también un cajeado con enchufes para colocar una lámpara de noche o cargar los juguetes de los más pequeños.
Arcón separador de las camas en L

Estos dormitorios son solo dos ejemplos de cómo un diseño en L puede facilitarnos espacio libre para crear la zona de juegos de los peques en la habitación. Si estás interesado en un dormitorio de estas características podemos adaptarnos a tus necesidades consiguiendo la solución perfecta para tu hogar. ¡Sueña, nosotros lo hacemos realidad!